Madrid cosmopolita

La ciudad de Madrid es visitada cada año por alrededor de un millón de turistas que hacen revista de lo mejor de su patrimonio y de lo más popular de sus atracciones. Madrid  es una ciudad cosmopolita, por muchos de sus lugares icónicos que son de interés y curiosidad global, pero también lo es por sus ambientes culturales del nivel de las grandes ciudades europeas y del mundo.

A finales de 2008, la revista norteamericana Foreign Policy, la consultora A. T. Kearney y el Chicago Council on Global Affairs publicaron un ranking de ciudades del mundo con espíritu globalizador y cosmpolita. Se midieron dos docenas de indicadores, desde los relacionados con el capital humano y la actividad de negocios al intercambio de información y la actividad cultural. En 2010, y con esos parámetros, Madrid ocupó el puesto 17 de entre todas las ciudades del mundo en cuanto a sus índices de cosmopolitismo.

Centros de negocios en Madrid

Madrid tiene experiencia en eso de ser crisol de gentes y de costumbres, en los últimos doscientos años no ha dejado crecer acogiendo a españoles llegados de todas las provincias del país que se asentaron en ella en busca de prosperidad y con las intenciones de ponerle al futuro su mejor cara. Todos contribuyeron a tejer sus primeras diversidades.

Hoy ese perfil cosmopolita es una seña de identidad que se puede encontrar en Madrid en infinidad de lugares, detalles y fórmulas que hacen un proselitismo natural para ganarse nuevos visitantes.

Un Madrid cosmopolita que podemos ver e interpretar con ocho notas en un sí sostenido de sorpresas de viaje. ¿Las vemos?:

Sí, al Madrid de los museos. Madrid es una ciudad de museos, con las mejores pinacotecas del mundo, las más importantes situadas en la ‘Milla de Oro’ cultural de Madrid, el Paseo del Prado y el Thyssen. En muy poco espacio el visitante puede disfrutar del arte de encantar del Museo del Prado donde cuelgan pinturas de autores clásicos españoles como Velázquez o Goya, pero también de pintores internacionales antiguos como Rubens, Rafael, Tiziano, El Bosco, Van Dyck, Tintoretto, Veronese… ¿Su patrimonio conservado? 27.509 obras. La otra gran pinacoteca es la del Museo Thyssen Bornemisza que incluye desde los flamencos primitivos a la pintura de referencia internacional del siglo XX. Lienzos cosmopolitas.

Museo del Prado. Madrid

Sí, al fútbol mundial. Los clubes de fútbol de Madrid, los principales, el Real Madrid y el Atlético de Madrid son parte de esa esencia cosmopolita. Sus jugadores internacionales, lo mejor de las canchas de todo el mundo, mantienen un interés mediático a escala global que respaldan los aficionados de los países de origen de esas estrellas. Alineaciones cosmopolitas.

Sí, al Madrid más hollywoodiense. Al sur de la capital y a menos de media hora en coche, los visitantes de Madrid tienen la oportunidad de darse un baño de cine en un parque temático que les ofrece atracciones relacionadas con las películas más populares. Es el Parque Warner, que ofrece actuaciones en directo y cuenta con la torre de caída libre más alta del mundo. Cosmopolitismo de cine.

Sí, al Madrid de los negocios. Muchas son las grandes corporaciones que eligen a Madrid como sede de comercio en España y para sus transacciones internacionales, junto a ellas miles de negocios encuentran un entorno favorable para su actividad profesional, entre ellos podríamos destacar las infraestructuras de transporte como el metro de Madrid, el aeropuerto de Barajas y su infraestructura de parking, y la infinidad de servicios necesarios para el funcionamiento de todas las empresas como son las oficinas y centros de negocio, y servicios de consultoría varios entre los que podemos destacar prestigiosos bufetes de abogados y asesorías para empresa.

Sï, al Madrid de las grandes marcas. Serrano y Goya son las vías rápidas de las marcas internacionales, donde encontrar lo último en moda. Boutiques y tiendas internacionales que ofrecen los estilos que están sobre las pasarelas. Y algo todavía mejor, cortas tiradas de modelos salidos de la mano de pequeños talleres de moda o del ingenio de los mismos propietarios. En boutiques pequeñas. Hay que buscarlas para encontrarlas, sí como las agujas de un pajar. Moda cosmopolita y tejida creatividad madrileña para el mundo.

Sí, al Madrid más fashion. Pero si queremos toparnos con moda exclusiva y vivirla al pie de una pasarela oficial, la opción recomendable no es otra que la de la Fashion Week Madrid. Pasarela internacional de carácter bianual con más de cincuenta años de historia y que se celebra en en el recinto del IFEMA. Pasarela cosmopolita.

Sí, al Madrid de los encuentros internacionales en la calle. Si de lo que se trata es de abrir una ventana al mundo, nada mejor que acercarse a lo más bullicioso de las visitas turísticas del Madrid de siempre. Para encontrarse con gentes llegadas desde todas las partes del mundo que buscan lo mismo, conocer Madrid.

Imprescindible acercarse a la Puerta del Sol y avanzar andando por la calle del Arenal. Camino del centro histórico de Madrid, del de los Austrias, un paseo lleno de comercios clásicos de toda la vida. Donde encontrar dos discotecas emblemáticas de la ciudad, la del Palacio de Gaviria y la del Joy Eslava. Y, si se tiene tiempo, a la altura de la Iglesia de San Ginés, un pasadizo que oculta una librería con el cielo como techo y una chocolatería con el tiempo como timbre, desde 1890, anuncia.

Plaza y fuente de Cibeles

Abriéndose a nuevas rutas por el centro de Madrid, el viajero puede acercarse desde Sol a la calle Preciados y a la del Carmen. El Corte Inglés, Cortefiel, H&M, FNAC, Zara o la Casa del Libro le contarán de novedades comerciales en una zona que pasa por ser también de las de mayor afluencia internacional del centro de Madrid. Madrid, una ventana abierta a mil lenguas, a la fiesta y a novedades tradiciones que descubrir.

Sí, al ‘Broadway de Madrid’. Entre la Plaza de Callao y la Plaza de España se acomoda una serie muy completa de teatros que ofrecen espectáculos únicos durante todo el año, de autores españoles, pero también de los que hicieron causa con la creatividad más rompedora. Es el ‘Broadway madrileño’. Para tomar nota, para incluirlo en la agenda y para estar pendiente de las últimas novedades y estrenos de la cartelera oficial española.

Sí, al brunch internacional y más. Muchos establecimientos comerciales del centro de Madrid han hecho un pacto de silencio con las tradiciones de toda la vida para abrir una -o varias- ventanas con productos estrella internacionales. Por qué no decirlo, con aspecto y nombres exóticos. Uno de ellos es Fonty, una pastelería junto al Parque del Retiro que mezcla pasteles de Nueva York con toques personales franceses y dulces peruanos. Y sólo es un ejemplo de lo que se trama en la capital de España. Las calles de Madrid están llenas de dulces que saben a lo más dulce de un cosmopolitismo que sorprende.

Así es el Madrid más cosmpolita que se descubre unas veces guiado por los lugares en los que se celebra su patrimonio o sus encuentros más internacionales y otras de la forma más casual, de la manera en la que se autentifican las esencias de lo que tomamos de la mano porque nos gusta. Madrid invita.